Blog

ACCIDENTES DE TRÁNSITO Y VEHÍCULOS ASEGURADOS

Publicado el

Se dice que los accidentes de tránsito no avisan: son hechos imprevistos que pueden suceder en cualquier momento y no siempre por culpa propia. Incluso un conductor responsable, uno de aquellos que se preocupa por tener su SOAT, revisión técnica, licencia de conducir y demás documentos en regla y que siempre circula a la defensiva y respeta las señales de tránsito no está a salvo de verse involucrado en uno de ellos.

Las ciudades cada vez se tornan más peligrosas. El aumento desmedido del parque automotor, o sea, de la cantidad de vehículos particulares, de carga o de servicio público que se mueven por el país; el servicio informal de pasajeros, taxis, colectivos y la irresponsabilidad que ponen de manifiesto los conductores de las llamadas combis asesinas, el estado de depresión y angustia de peatones y conductores que se mueven por nuestro territorio solo son alguno de los factores que aumentan ostensiblemente los riesgos, de modo que nadie, absolutamente nadie -sea -conductor o peatón, está a salvo de verse involucrado en este terrible tema de los accidentes de tránsito que cada día causan más muertos y heridos que cualquier pandemia producida por algún virus letal.

Pero eso no es todo. De todos los vehículos que circulan por las calles y carreteras de nuestro país solamente uno de cada cinco está asegurado, lo cual hace que el riesgo y la desprotección aumente en igual proporción. Según la Asociación de Bancos del Perú, solamente el 20% de los vehículos nuevos se financian mediante una entidad bancaria y sabido es que los bancos los venden con la póliza incluida por la totalidad de tiempo que tarde la devolución del préstamo, pero, aquellos vehículos que nuevos que se compran al cash o que con el tiempo pasan de mano en mano, no cuentan con un seguro vehicular porque no tenemos cultura o costumbre de asegurar nuestro vehículo como si lo tienen en otros países y eso complica más la situación habida cuenta de que un seguro vehicular contra todo riesgo no solamente protege el bien asegurado sino también a peatones y demás ocupantes de la unidad vehicular. Un seguro vehicular contra no debería ser considerado un gasto inoficioso sino más bien como una inversión como cualquier otra, con la única diferencia de que en este caso esperamos que los beneficios de aquella inversión no se materialicen jamás, porque éstos se manifiestan al momento de un accidente de tránsito en el que nadie de nosotros no quisiéramos nunca vernos involucrados.

De modo que sería conveniente ir variando nuestra forma de pensar en cuanto al aseguramiento vehicular. Una póliza contra todo riesgo no es solamente un seguro por el que se tiene que pagar anualmente y a veces renegamos porque durante ese año de vigencia “no pasó nada” y “pagamos por las puras”. Una póliza de seguros concede la tranquilidad de saber que nuestro gasto en la compra de un vehículo, que nuestros familiares o amigos que viajan con nosotros, que los peatones y los demás conductores que nos movemos por nuestra patria, todos, estaremos protegidos por la garantía y solvencia de una Compañía de Seguros.

En Mega Corredores de Seguros tenemos el plan perfecto para que su tranquilidad sea el mejor beneficio. Contáctese con nosotros. Confíe en nosotros.